martes, 26 de noviembre de 2013

Mónica & Juan: Una boda Vintage

¡¡Este verano estuvimos de Happy boda!! Se casaron unos buenos amigos y fue un honor que contaran con Happy Machine para preparar su invitación y el photocall para el banquete. Después de compartir, durante aquellos días, ideas y algunos cafés con los novios, hoy te presentamos el resultado de nuestro trabajo. 


Mónica y Juan comenzaron su historia entre bailes y polvos de talco durante la fiesta de Los Indianos del Carnaval palmero, hasta que este verano decidieron dar un paso adelante y celebrar, entre familiares y amigos, su boda. Nosotros les propusimos que en su invitación se viera reflejado el comienzo de su historia y es por eso que ilustramos una maleta antigua, recordando a las de madera que los emigrantes palmeros (Indianos) utilizaron para "hacer las américas" tiempo atrás. 


A los novios les gusta el estilo "vintage" así que todo encajó perfectamente. Añadimos una caricatura de los protagonistas, con sus disfraces de Indianos sobre el fondo de una conocida plaza de la capital palmera. A este dibujo le dimos el aspecto de una foto antigua y sirvió como "save the date" para que los invitados no olvidasen el día de la boda. 


En este trabajo decidimos darle protagonismo a la tipografía de manera que, al más puro estilo de un cartel antiguo, fuimos desgranando toda la información de la boda y su celebración. Ayudándonos de pequeñas ilustraciones que acompañaban al texto le dimos forma a la invitación. También realizamos un cuño con los nombres de los novios y la fecha señalada que sirvió de logotipo para la boda y con el que cerramos los sobres de papel kraft que utilizamos para las invitaciones.  

Detalles de las ilustraciones, el mapa y las tipografías que utilizamos para la invitación. 

El último reto fue elaborar un photocall que fuera elegante y divertido a la vez y que recogiera el espíritu de esta boda. Siendo ella chicharrera y él palmero nos decidimos por un collage de marcos antiguos con imágenes de La Palma, Tenerife y Cuba (el destino elegido por los novios para su Luna de Miel) Como nuestra Máquina nunca se está quieta, no pudimos evitar la tentación de añadir complementos para que los invitados se disfrazaran al estilo vintage y las fotos fueran de lo más divertidas. ¡¡Damos fe de que lo conseguimos!! 

Aún seguimos buscando la "J" de papel maché del photocall que "misteriosamente" desapareció aquella noche ;)

Detalle de los complementos del Photocall

Fue un día inolvidable, un reto para Happy Machine y una alegría inmensa poder compartir con buenos amigos nuestro trabajo. ¡¡Felicidades pareja!!

domingo, 17 de noviembre de 2013

Mil colores para Carlota y Martina

Martina y Carlota son dos hermanitas recién llegadas hace apenas un mes y que ya tienen un happy-cartel de madera decorando su habitación. 

Su mamá nos pidió estos carteles con las siguientes premisas: Que tuviesen muchos colores, y que aparecieran mariposas, libélulas y estrellas. Con estás pistas pusimos una vez más la máquina a funcionar y esté fue el resultado. 
 

Para Carlota, el elegido fue el color fucsia y las libélulas se posaron en su cartel, al que le añadimos algunas estrellas grabadas y otras de Jumping Clay (al que últimamente nos estamos aficionando)


Y para el cartel de Martina, fue el verde lima el color escogido para que las mariposas de diferentes tamaños revolotearan alrededor. 

Sabemos, a ciencia cierta, que estas maderas ya están decorando el cuarto de las pequeñas y que sus papis están muy contentos con el trabajo de Happy Machine. Nos alegramos de entrar a formar parte, a nuestra manera, de la mágica decoración de una nueva habitación infantil ;)

lunes, 11 de noviembre de 2013

Un bautizo lleno de estrellas

Hoy queremos que conozcas un trabajo del que nos sentimos muy orgullosos y con el que nos lo hemos pasado en grande.

La familia de Óscar y Lucas son happyneros desde hace ya algún tiempo. Lo decimos porque el bautizo de Óscar no es el primero que han encargado a Happy Machine: hace algo más de un año realizamos los recordatorios del bautismo de su hermano mayor, Lucas y parece ser que todo fue tan bien que han decidido volver a confiar en nosotros. Ese es el mejor de los piropos ¡Gracias familia! ;) 

Esta vez nos atrevimos a elaborar, como elemento central, una caricatura de la familia que acompañara al texto del recordatorio. Hay que añadir que el texto fue elaborado por sus papás, de habla inglesa y española, y es por ese motivo que en él se mezclan ambos idiomas.  


La colección de elementos que componen el recordatorio se completa con una foto del protagonista: Óscar, en formato Polaroid, que unida al resto mediante una mini pinza de madera, nos recuerda la fecha de este día tan especial. Unas estrellas de colores rematan la tarjeta y nos ayudaron a imaginar qué elemento podía acompañar a la papelería a modo de regalo para todos los asistentes al evento.


Nos atrevimos con el Jumping Clay, un material con el que habíamos tenido pocas oportunidades de experimentar, pero que nos había dado muy buena impresión. Y así fue como elaboramos un montón de estrellas de diferentes colores que, a modo de colgante o broche, sirvieran de regalo a todos los familiares y amigos. Las estrellas se presentaron sobre una pequeña tarjeta y no sólo se usaron para los invitados, sino incluso ¡¡inspiraron la decoración de su tarta!! La repostera y amiga Flor se encargó de esta preciosidad :)

Si quieres encargar una super tarta como ésta, no dude en contactar con flordepaz@live.es



Y así de bien empaquetados, con todo el cariño, fue como los recordatorios de Óscar salieron de nuestra Happy Machine en dirección a su casa para acompañarle en esta ocasión tan especial. 


Esperemos que cada vez que vuelvan a ver estos recordatorios o luzcan este broche se acuerden del pequeño Óscar y de un día tan feliz como fue el de su bautizo. ¡¡Felicidades happy family!!




sábado, 2 de noviembre de 2013

Happy Machine en tu biblioteca

Hoy te presentamos un libro de recomendable lectura, que trata sobre los "entresijos" del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife. Su autor, Pedro Mengíbar, reúne sus artículos de prensa publicados en el periódico La Opinión de Tenerife, para mostrarnos el día a día de una "Cantina ilegal" imaginaria donde recoge los comentarios y opiniones más diversos acerca de nuestra fiesta.  

Es para nosotros una alegría que, tanto Pedro Mengíbar, como el Aula de Cultura del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife hayan pensado en Happy Machine para realizar la portada de este libro que esperamos ocupe un lugar destacado en tu biblioteca. 


Con las directrices del autor, imaginamos y dibujamos una "cantina" (la protagonista del libro) cuyas paredes llenamos de elementos típicamente carnavaleros, entre los que queremos destacar una caricatura de  D. Pedro Gómez Cuenca, el inolvidable "Charlot de Tenerife", al que rendimos nuestro particular homenaje. 

Además, uno de nuestros ilustradores, tuvo el atrevimiento de incluir entre sus página unas palabras que te reproducimos a continuación para que vayas "haciendo boca" ;)

"Pedro demuestra su experiencia en el mundo del Carnaval y la agudeza de la que siempre ha hecho gala al llamar a su columna diaria “La Cantina”. Él sabe mejor que nadie que la cantina no sólo se refiere a un local, ni está limitada por unas paredes físicas. No pertenece a este ni a otro grupo carnavalero, es un lugar “en la nube virtual” ahora que esta expresión está tan de moda, y es patrimonio del propio carnaval.

Cada vez que dos carnavaleros se encuentran, ese lugar se convierte mágicamente en una cantina donde se discute acaloradamente sobre si la fiesta de antes era mejor, o si los premios de este año estuvieron bien o mal dados. Habitualmente estas cantinas no cierran hasta altas horas de la madrugada. Cada vez que dos grupos se cruzan y tienen la oportunidad, se establecen decenas de pequeñas cantinas donde se debate, se opina y se sueña de cara al próximo año. Estas cantinas son una escuela de respeto y de elegancia en el trato. 

Hay y ha habido grandísimos “cantineros” que han sido reconocidos por todos nosotros como los anfitriones perfectos de estas cantinas. Todos tenemos en mente varios nombres de estas personas, infinitos conversadores, grandes carnavaleros,  amigos de todos, en definitiva. 

Es más, diría que sin la cantina, sin el ambiente y la fiesta que esta destila, no merece la pena dedicarse al carnaval con la de sacrificios que esto supone. Es el espíritu de la cantina la que nos engancha cada año, el lugar donde encontramos a los de siempre y conocemos a la gente más divertida. Sin la cantina, como bien sabe Pedro,  no hay ni habrá Carnaval"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...